Desarrollo y objetivos

La evolución de la pandemia por COVID19, nos ha permitido que este año pudiéramos volver a la presencialidad, y que nuestra Marcha recuperara el formato de acto de gran convocatoria, el pasado 8 de mayo, sin bien decidimos no celebrar la comida popular.

Ha sido posible  celebrar de nuevo un día de encuentro y contar con la participación masiva de gente de todas las edades caminando en un recorrido de 18 km por los alrededores de la capital oscense, dando color y vida a uno de los eventos sociales y deportivos de mayor participación del año, regalándonos los marchosos un nuevo récord de participación, teniendo en cuenta las cifras alcanzadas en la última edición presencial, antes de la llegada de la pandemia.

Analizando el éxito de ediciones anteriores, la organización barajó la posibilidad de que los inscritos en esta nueva edición superara, por segunda vez, la cifra de 8.000 marchosos, y un año más el sueño se hizo realidad, en la primera edición presencial tras la pandemia, después de dos años; 8.361 personas quisieron mostrarnos su apoyo y su cariño, superando el récord de participantes del año 2.019.

La solidaridad de la sociedad, las instituciones y de las más de 150 empresas colaboradoras ha quedado demostrada un año más, además de contar con una gran respuesta de la población, recogiendo el testigo de las dos ediciones anteriores.

Los organizadores, ASPACE HUESCA, Comarca de La Hoya de Huesca/Plana de Uesca y Ayuntamiento de Huesca apostamos, y acertamos, por la continuidad en el apoyo social en esta décima edición, y agradecemos enormemente el apoyo de los participantes, instituciones, patrocinadores y colaboradores.

CADA AÑO, UN PROYECTO

Gracias a este evento solidario, cada año ASPACE HUESCA ha podido llevar a cabo mejoras básicas en sus infraestructuras, cuyo coste no hubiera podido asumir sin la recaudación de la Marcha.

Las  ediciones celebradas hasta hoy, diez, han hecho posible las obras de la cocina, el aula polivalente, la residencia, el parque infantil adaptado, los baños y el taller del Centro de Día de Adultos, la adquisición de una furgoneta adaptada y varias obras en el Centro de Día y Residencia, mejorando así sus instalaciones y la dotación de sus espacios.

En la edición de 2022, la 10ª Marcha, el proyecto vinculado ha sido la reforma del taller ocupacional del Centro de Atención Integral con actuaciones de obra interior, acondicionamiento de espacios exteriores, equipamiento general, de eficiencia energética y de ayudas técnicas para la autonomía personal.

Cada año, las aportaciones de la Diputación Provincial de Huesca son fundamentales para acometer cada proyecto.

Ir al contenido