Slide background

HISTORIA

ASPACE HUESCA surgía en 1979 como respuesta de un pequeño grupo de familias a la absoluta carencia de servicios y atención hacia las personas con parálisis cerebral, en medio de un cierto grado de indiferencia, desconocimiento e incomprensión. En este último aspecto, la larga “travesía del desierto” aún no ha concluido.

Su historia puede resumirse como un apasionante reto que comenzaba hace más de treinta años en una vetusta vivienda del Coso Bajo oscense, en la que los primeros pasos, siempre los más duros, se solventaron a base del esfuerzo y el trabajo activo de esas familias, orientando exclusivamente la actividad a la prestación de servicios, que ha marcado toda la trayectoria posterior.

Como etapa más templada y esperanzadora podría calificarse la estancia en un local de planta baja, situado en el Pasaje Cosme Blasco, en el que se pasaba de tres a dieciocho trabajadores en aproximadamente dieciocho años, profesionalizándose la estructura a la par que se iba incrementando el volumen de personas atendidas.

Esa etapa constituiría el puente de unión, después de mucho tiempo y diversos avatares, para enlazar con el centro  “S.A.R. DON JUAN DE BORBÓN”, un proyecto muy ambicioso que permitió sentar las bases de la situación actual, consolidándose el apoyo financiero de las administraciones públicas y produciéndose un intenso crecimiento en el número de usuarios (más de cien, desde lactantes a adultos), atendidos por más de medio centenar de profesionales.

El Centro era inaugurado oficialmente el 16 de junio de 1999 (el acto simbólico de colocar la primera piedra se había producido seis años antes, concretamente el 30 de mayo de 1993) y se halla ubicado en Huesca (Carretera de Grañén, s/nº)

Desde entonces hasta hoy la evolución de la Entidad es el testimonio de la evolución del colectivo de personas con parálisis cerebral y/o afines  (en cuanto al crecimiento en cifras , de ahí el aumento progresivo de plazas en todos los servicios, y en cuanto a envejecimiento personal y de sus entornos familiares, de ahí la creación de nuevos servicios) ,  y de conocimiento y especialización académica en torno a la discapacidad, de ahí el aumento de equipos multidisciplinares, con equipos profesionales formados en diferentes áreas.